Mini-elogio a la humildad

¿Eres capaz de darle una manito a los que puedan necesitarte en un momento determinado sin estarlo contando a todos y sin publicar tus loables acciones en FaceBook o Twitter?

¿Puedes hacerlo de igual a igual, sin jerarquías, maestrías o grados evolutivos?

¿Puedes hacerlo sin tener que crear una fundación, ONG, grupo o movimiento donde tu seas coordinador o líder y pretendas enredar a todo el que te rodea por tu noble causa?

¿Puedes hacerlo sin tener que inventarte un método revolucionario salvavidas que avale tus capacidades de colaborador?

¿Puedes hacerlo sin honorarios o ningún tipo de retribución?

¿Temes que te tachen de bobo, pendejo, mojigato o buona persona?

¿Puedes servir al prójimo con una actitud discreta y humilde?