Anatomía de un vividor empedernido


Para que haya un/a vividor/a tiene que haber otro/a que permita ser vivido/a.
Esto quiere decir que el vividor existe porque hay una segunda persona que le juega el juego y le abre su vida. Esa segunda persona proyectará en él todo lo que ha soñado que tenga tu pareja, le atribuirá cualidades que realmente no posee y acabará entregándole todo su poder porque tiene una gran carencia en autoestima y autocuidado: se lo dará todo. Ahí es cuando el vividor realizará con maestría la estocada final y es ahí cuando se marchará porque ya no tiene más que extraerle a la presa. Se comió toda su carne y chupó los huesitos. En el mientras tanto, impresionantemente hábil, irá jugándole el juego a la otra persona haciéndole creer que es "The man", "The woman", "The one", "lo que siempre habías buscado". Lo hará muy bien porque tiene práctica. Como no es la primera vez que lo hace ya ha desarrollado estilo y plan de ataque. Se esmerará en caerle bien al entorno del otro, a su familia y compañeros de trabajo porque es un seductor profesional. Esta es una de las razones por las cuales, cuando mete el cuernazo final, la gente no le cree al directamete perjudicado: "¡Pero si es un lord; te has ganado la lotería con él!" o "¡Pero si es un encanto de chica; no entendemos cómo te escogió a ti de pareja!". Suena a telenovela, ¿no?

El/la oportunista se retirará como llegó: con un guión ya repetido cada vez más pulido y no le temblará un pelo cuando le anunciará a su presa SU decisión, que por supuesto, es solo suya. Ella, que todavía ve lo que quiere ver y no se ha enterado que su pareja ya le puso fecha de vencimiento cual yogurth, se ahogará en lágrimas, le suplicará que no marche e intentará por todos los medios entender que ha pasado.  En muchos de estos finales ese oportunista le achacará una lista de culpas para poderse retirar invicto. La presa quedará completamente des-energizada y su proceso de restauración tomará un largo tiempo. Vivir sin conciencia cobra un precio alto. El reclamo que repetirá entre sollozos será también de guión: "¡Desagradecido/a, yo que se lo dí todo!".
El aprendizaje solo se completará cuando acepte que nadie lo/la obligó a hacerlo, que voluntariamente entró en el juego y se haga responsable de lo que le corresponde y no le acepte las culpas que el vividor quiere dejarle de recuerdo.
Si este proceso no se da muy posiblemente habrás más vividores en el camino...


Anatomía del vividor o vividora:
* Un vividor es un oportunista, es decir, aprovecha la oportunidad que tiene enfrente y le saca el jugo.
* Es un manipulador porque mueve las circunstancias a su favor aprovechándose que los demás no saben sus reales intenciones.
* Pero sobretodas las cosas, un vividor es un ser insensible, con poca empatía hacia el prójimo, con tremendos lios de infancia que lo han moldeado así - y que él lo ha permitido - y que ha adoptado este comportamiento como forma de vida.
* Se esmerará en verse atractivo, vestirse bien, vivir por encima de sus posibilidades, mantener una imagen falsa e inflada de su vida y atraer, una y otra vez, personas débiles que le sean útiles. Eso, útiles. O puede que tengan dinero, o puede que tengan una posición social que le convenga, o contactos que le sean favorables, o puede que tengan una casa cuando él no la tienen, o puede que tengan una forma de vida que él quisiera y anhela y piensa que a través de ella va a ser así.
* En la intimidad se esforzará en tener contenta a la pareja especialmente cuando ella empieza a reclamarle su des-atención. Cumplirá a cabalidad con sus compromisos maritales contal que ella le siga dando lo que le viene dando: una buena vida. En biología podría definirse como el perfecto parásito.
* Rara vez un vividor logra dejar de serlo. Tiene el hábito muy arraigado y lo viene practicando desde su juventud. Puede que hasta tenga un modelo cerca para imitar, algún familiar o antepasado que haya vivido de la misma manera. No siempre actúa con maldad porque muchas veces está regido por un inconciente que lo maneja pero indudable lo que sí es, es una persona tóxica.

 
Es importante distinguir un vividor de una persona que está pasando por un momento difícil. 
A la segunda persona se le tiene la mano y abre el corazón mientras se recupera, consigue de nuevo trabajo o supera la crisis que atraviesa. ¿Quién no ha pasado por momentos difíciles?
En cambio el vividor no está en una etapa de transición en su vida, no nos engañemos. Basta que te tomes el trabajo de averiguar por su pasado - que él intentará borrarlo a toda costa, te extrañará que su Facebook no tenga fotos antes de ti - para irse dando cuenta con quien estás y sobretodo, porque te tienes que retirar, cuidar y alejar cuanto antes. El precio a pagar si te quedas más tiempo, invadida de una esperanza irreal, será muy alto. ¡Corre!

Lo más posible es que un vividor no se cure pero tú si.
*¡Despiértate!
* Reconócete abiertamente lo que sucedió y aprende a detectarlos de ahí en adelante.
* No te culpes, ni te des duro, si te enfades. Tenías que aprender y eso que sucedió te mostró debilidades internas que tenías que trabajar. Hazlo con una actitud benevolente pero con el pacto interior que más nunca atraerás a tu vida afectiva un/a seductor/a profesional.
* No te victimices porque al hacerlo, te vuelves a acercar a la vibración densa de un aprovechado. Recuerda que para que haya un victimario tiene que haber una víctima. Salte de ahí, descarta ese papel.
* Si amigos tuyos quedaron encantados con él y no te creyeron, cédeselo a él. No te hace bien tener gente que no te ame, valore ni cuide como mereces. Aléjate con respeto, dignidad  e integralidad. Tú renueva tu vida, conserva los buenos afectos y cultiva a la gente valiosa nueva que la vida te está dando.
* Empodérate, siéntate fuerte y pleno/a y convéncete de una vez por todas que no necesitas a nadie en el exterior que te complete porque algo te hace falta. No te hace falta nada. Repite como un mantra cuantas veces sea necesario: "Estoy completo/a". Cuando interiorices esto los oportunistas tendrán que ir a seducir a otro lado, porque tus predios son impenetrables.
* ¡Tú eres el único responsable de tu cambio!

#ReEnamorarTe #AmorYDesamor #AlcagüetaEnAmor #AnectotarioDeAmor #RutaDeAmor #Empoderamiento #KeepLovin #VividorEmpedernido