13 de junio: día de Lisboa, de los imposibles, del amor, de los milagros y de San Antonio de Padua


El 13 de junio de 1231 moría en el convento de las clarisas de Arcella San Antonio de Padua. Sufría de hidropesía y tenía unos aproximados 36 años. Era portugués oriundo de Lisboa y desde 1220 había ingresado en la comunidad franciscana porque quería ir a Marruecos a ayudar a la gente. Pero se enfermó y le tocó regresar. Curiosamente cuando lo hacía, el barco tuvo que desviar su recorrido por culpa de una tempestad y atracar en Sicilia. Ahí oyó del Capítulo general convocado en Asís por San Francisco y decidió cambiar planes para asistir. Escuchó a san Francisco en persona; en 1221 hizo parte del Capítulo de las esteras porque 3000 frailes tuvieron que dormir en ellas para presenciar ese gran evento. A partir de ahí empieza su preparación como orador. Cuentan que era excepcional, que lograba tocarle el alma a gente de todo tipo y que atacaba vicios sociales especialmente la avaricia y la usura. La gente llegaba de lejos para oirlo al punto que empezó a predicar en el campo porque ya no cabían dentro de las iglesias. Pasaba días enteros en confesión. Como San Francisco, también tenía una conexión muy especial con los animales. Cuentan que hablaba muy bonito, convencía, transformaba. Hay testimonios que 30 años después de fallecido saquearon su tumba y encontraron su cuerpo deshecho, menos su lengua que estaba en perfecto estado. Se le considera el santo de los Milagros y de las cosas perdidas. En Portugal e hispanoamérica es el santo del amor y de los imposibles. Por supuesto que no es nada descabellezada la relación entre Milagro y Amor. Cabe decir que el 13 de junio también es el día de Lisboa, fecha que entra dentro de las fiestas juninas que acaban el 24 de junio, día de San Juan; en toda Europa se celebra el solsticio de verano durante estos días que va ligado... a la fertilidad.
Así que muchas personas le rezan a San Antonio de Padua hoy 13 de junio, esperando encontrar lo que están buscando, recuperar lo perdido, cruzarse con un amor bonito, rescatar una relación que parece imposible de revivir, hacer que la ex-pareja arrepentida vuelva, ver lo que no han logrado ver, engendrar un hijo fruto del Amor, parir una idea... ¡en fin, cómo todo en la matemática de los Milagros, hacer posible lo que parece imposible!
Más allá de las fórmulas y frases pre-hechas para concretar deseos y de la "curiosa" tradición de poner al inocente santo patas arriba hasta que no cumpla con su encargo, el diálogo con San Antonio induce a conectarnos nuevamente con la fuente de nuestros deseos: qué queremos, cómo lo queremos, qué estamos haciendo para hacerlo realidad, qué estamos dispuestos a hacer para concretarlo, cuánto de nuestra vida le estamos dedicando a ello, en qué creemos y en qué dejamos de creer.
¡Maravilloso pensar que un día como hoy hay que trabajarle a la visualización creativa y a romper el paradigma que nos hemos auto-impuesto acerca de lo imposible! Así que devolvámole al santo su posición vertical cabeza arriba y prometámonos a nosotros mismos:
"¡Me comprometo a re-construir mi mundo patas arriba y hacerlo 13 veces mejor!"

#ReEnamorarTe #InteligenciaEmocional #AlquimiaEmocional #LoveLab #VolverAEmpezar #MatematicaDeLosMilagros #DanielaVioli #SanAntonioDePadua #Enamorados #Amor #Desamor #Compromiso #DesignYourLife #RutaDeAmor #AprendicesDeFelicidad #AlcagüetaEnAmor #AnecdotarioEnAmor #13Junio #SolsticioDeVerano #Junio #Promesa #Confianza #VisualizacionCreativa #Italia #Milagros #SiSePuede #TuPuedes 

Mis post más visitados